Centro médico nutricion dietas homeopatia en Donostia Guipuzcoa

Homeopatía adultos

La agresividad de algunos de los tratamientos de la medicina convencional, la excesiva medicación y la aparición de efectos secundarios, es decir, consecuencias negativas que acarrean algunas actuaciones médicas, hacen que se busquen alternativas menos agresivas, más humanas.

La mayoría de enfermedades se pueden curar con medicamentos mucho menos agresivos de los que utilizamos habitualmente. La homeopatía mejora los síntomas de muchas enfermedades crónicas sin originar dañinos efectos secundarios.

Consulta medica de nutrición y homeopatía

En ocasiones trastornos y sensaciones, que pueden ir desde el "me siento mal", "no se que me pasa, pero estoy nervioso, ansioso, inquieto, etc."precisan de tratamiento homeopático para mejorar la calidad de vida, no es obligatorio tener un diagnóstico de enfermedad.

La homeopatía es eficaz y segura en problemas que aparecen durante el embarazo. La homeopatía esta indicada en la preparación al parto y en la recuperación postparto. Durante el embarazo están contraindicados la toma de determinados medicamentos, en cambio,se permite el uso de medicamentos homeopáticos.

En otoño se producen cambios drásticos de temperatura. Tiempo variable con temperaturas nocturnas más bajas e incremento de los procesos víricos. La homeopatía puede ayudar a prevenir y a tratar estos cuadros. Toda la población, desde bebés hasta ancianos, se beneficiarían de tomar homeopatía para aumentar las defensas.

El estrés es una reacción psicológica y fisiológica habitual y lógica del organismo frente a una situación nueva que requiere adaptación. No obstante, puede convertirse en patológica cuando el individuo no es capaz de adaptarse a estos nuevos factores. Para hacer frente a estas situaciones, se ha constatado que los medicamentos homeopáticos son muy eficaces para poder llevar una vida activa normal, sin sobresaltos y sin presentar cuadros de estrés, ansiedad o depresión.

Con la homeopatía podemos tratar o aliviar diversas patologías: ansiedad, depresión, traumas psicológicos ocasionados por accidentes, duelo, timidez, inseguridades, insomnio, pesadillas, temores, terrores nocturnos, cefaleas, migrañas, vértigos, patologías otorrinolaringológicas (otitis, sinusitis, rinitis, disfonías, laringitis), trastornos respiratorios (catarros, resfriados, bronquitis, amigdalitis), asma, dolencias digestivas e intestinales, patologías hepáticas, obesidad, anomalías de la conducta alimentaria (anorexia, bulimia), patologías: circulatorias, dermatológicas y alérgicas, fatiga crónica, fibromialgia, artrosis, artritis, sofocos menopáusicos.

Si bien en determinadas ocasiones no podemos tratar determinadas enfermedades únicamente con la homeopatía si podemos reducir el uso de medicamentos disminuyendo así los efectos secundarios de estos. Los medicamentos homeopáticos, carecen de efectos secundarios, son fármacos de venta solo en farmacias y no crean interacciones con los medicamentos convencionales. Se pueden tomar a la vez, sin problemas. El tratamiento homeopático al no ser invasivo y carecer de toxicidad, interacciones y efectos secundarios, puede seguirlo cualquier persona.