Centro médico nutricion dietas homeopatia en Donostia Guipuzcoa

Homeopatía niños

El niño es un ser en evolución que tiene que desarrollar su sistema inmunitario y a través de la homeopatía lo que se pretende es ayudar a que sus defensas sean más eficaces, sepan enfrentarse mejor a las enfermedades comunes que son propias de toda la infancia y solamente se tenga que recurrir a defensas artificiales, antibióticos, antiinflamatorios, en los casos en que esta defensa no es suficiente.

Homeopatía para  niños

Cuando la homeopatía está bien indicada y funciona, para muchos padres es una sorpresa ver que pueden solucionar un problema de su hijo simplemente con unas pequeñas bolitas. El sabor de las bolitas homeopáticas es dulce, lo que les hace más agradable y mejor aceptados por los niños. Su absorción es rápida e instantánea. Por lo tanto, es una medicina que no causa náuseas ni dolores en el estómago. Se parece más a una golosina.

Si se siguen las orientaciones médicas, la homeopatía puede ser una gran aliada en el desarrollo de una infancia saludable y resistente a las enfermedades.

Un niño puede ser tratado homeopáticamente desde sus primeras horas de vida, porque el valor agregado de este tratamiento es que no tiene riesgos de toxicidad, ni efectos colaterales, además de curar y prevenir enfermedades.

La eficacia de los medicamentos homeopáticos está contrastada en muchas alteraciones y síntomas comunes que van de intensidad leve a moderada, entre ellos la tos o el resfriado común. Es útil para estimular las defensas del niño cuando inicia la guardería o el colegio. En la infancia las infecciones de nariz, oído y garganta son habituales y el médico debe recurrir a productos que sean lo menos agresivos posibles y que puedan provocar la mejor reacción posible del organismo y la homeopatía es una herramienta válida en este terreno. Las infecciones infantiles aparecen muchas veces debido a las bajas defensas de los niños. Los tratamientos homeopáticos actúan a un nivel profundo, en la raíz de la enfermedad, llevando asociado un aumento en las defensas. Debido a que la homeopatía mejora la resistencia en los niños estos dejan de estar enfermos con tanta frecuencia.

Otro tema de consulta habitual es el cólico en los lactantes, esta patología preocupa a muchos padres. ¡Mi hijo no me duerme! , si es un niño que le cuesta entrar en sueño o concilia perfectamente el sueño pero se despierta muchas veces a lo largo de la noche, el homeópata tiene muy en cuenta estos síntomas, si es un niño que suda o no suda, si tiene hambre por la noche; todas estas pequeñas variables dan pistas sobre la búsqueda del medicamento para equilibrar el sueño. El sueño es una faceta de la vida del niño a la que hay que prestar especial atención ya que influye en su desarrollo y bienestar. La homeopatía es útil en estos casos, muchas veces desesperantes.

Muchos niños afectados de alergias y de asma alérgica son tratados satisfactoriamente con la homepatía.

No debemos olvidar el tratamiento homeopático en niños nerviosos, enrabietados, tristes y estresados por sobrecarga escolar y de actividades extraescolares y de los cambios en el comportamiento ante situaciones nuevas ( inicio del colegio, nacimiento del hermano...).

La acción homeopática es un instrumento de trabajo para el médico y por lo tanto compatible con cualquier otro tratamiento. En los niños se tiene una gama muy amplia de productos homeopáticos . Los medicamentos homeopáticos, carecen de efectos secundarios, son fármacos de venta solo en farmacias y no crean interacciones con los medicamentos convencionales. Se pueden tomar a la vez, sin problemas. El tratamiento homeopático no es invasivo y carece de toxicidad, interacciones y efectos secundarios.