Consulta médica dietas homeopatia en Donostia Guipuzcoa

Desintoxicar el cuerpo con homeopatía

La homeopatía para la de desintoxicación proporciona una depuración del cuerpo ayudándonos a prevenir enfermedades así como también el envejecimiento prematuro y el mal funcionamiento de nuestro organismo.

La homeopatía de desintoxicación o drenaje facilita la eliminación de las toxinas responsables de muchos de los procesos de envejecimiento prematuro y disfunciones de nuestros tejidos que pueden llegar a producir enfermedades a lo largo de los años.

A veces, un dolor de espalda o de cabeza, el cansancio injustificado o una mala digestión son síntomas claros de que el organismo tiene una sobrecarga de toxinas.

Depurar o desintoxicar el organismo con homeopatía significa tener un cuerpo más sano. Con la depuración se liberaran toxinas del organismo. La homeopatía ofrece métodos eficaces parar eliminar toxinas del cuerpo.

¿Acaso no te duchas todos los días para estar limpio, o haces una limpieza general de tu casa? Pues haz un drenaje, al menos una vez al año (en primavera y/o otoño) para mantenerte sano. Depurar o desintoxicar nuestro organismo una vez al año, es muy beneficioso para nuestra salud.

Las toxinas pueden alojarse en nuestro organismo por medio de la alimentación, respiración y exposición a sustancias químicas y contaminantes, así como por acumulación de desechos metabólicos propios del organismo. Si las toxinas se acumulan durante años en nuestro organismo terminan por ocasionar diversas enfermedades .

Los principales órganos de eliminación de toxinas son:

-Pulmones.

-Piel.

-Riñones.

-Intestino.

-Linfático.


Homeopatia para desintoxicar o depurar el organismo

Depurar el organismo con homeopatía

Las toxinas de nuestro organismo pueden ser: externas o internas.

1. Toxinas externas

Son las toxinas que llegan a nuestro organismo procedentes del exterior por el sistema gastrointestinal o por el respiratorio. Algunas de ellas son conocidas (tabaco, alcohol, drogas), otras son menos conocidas (aromatizantes, colorantes, edulcorantes alimentarios) o incluso desconocidas (cadmio, pegamentos, gases, radiaciones, etc.) :

-Gases contaminantes: monóxido de carbono, hidrocarburos, ozono, dióxido de carbono.

-Agentes contaminantes de partículas: polvo, humo,, aerosoles, gases, vapores.

-Metales pesados (mercurio, plomo, etc.).

-Polimerizantes: presentes en plásticos duros como el PVC, en sustancias aceitosas en los perfumes, en las lacas de pelo, en los lubricantes, en la pintura y la madera.

-Fármacos.

-Aditivos y conservantes: se añaden a la comida para cambiar su olor o color, pero algunos de ellos son cancerigenos y mutagénicos.

-Materiales tóxicos en el hogar (pegamentos, pinturas, quitamanchas, productos de limpieza y desinfección, etc.).

2. Toxinas internas

Son toxinas producidas por nuestro cuerpo : CO2, ácido láctico, urea, oxalato cálcico, amoníaco.

A veces, un dolor de espalda o de cabeza, el cansancio injustificado o una mala digestión son síntomas claros de que el organismo tiene una sobrecarga de toxinas.